Amputaciones

Si una amputación parcial en el antepie requiere zapatos ortopédicos o no, depende del nivel de la amputación. En caso de una amputación de uno o más dedos del pie puede ser bastante modificar el zapato haciendo la suela rígida con un movimiento artificial (suela en balancín). Para adentro del zapato elaboramos una plantilla con relleno para la parte faltante del pie.

Si el área amputada es más grande puede ser necesario llevar zapatos ortopédicos a la medida para proteger el muñón y para alcanzar una manera de andar normal. Con eso buscamos también ayudar el pie sano.

Para muñones cortos hay dos diferentes opciones para el antepie artificial: podemos suplir la parte amputada del antepie por medio de una punta con doblez o una punta rígida con suela en balancín.


Edad, condición física y aspectos cosméticos determinan la opción preferida. Tenemos atención especial para el tejido de cicatriz y el pie sano. Después de todo es este pie que hará la mayor parte del trabajo y no queremos que se debilite. En cada caso utilizamos materiales ligeros.