Diferencia en tamaño de los pies

A veces un pie es más chico que el otro, en nuestro ejemplo la causa fue poliomielitis. Para disimular esta diferencia podemos incluir en la plantilla del pie chico un relleno que provee más ancho y más largo, a condición de que la persona pueda caminar con ello. Esta solución se puede aplicar en calzado de serie y, si la forma plástica de los pies lo exige, en calzado ortopédico a la medida.

Impresiones de pies de persona con un pie grande y uno chico, siendo secuelas de poliomielitis.

La cliente solía comprar calzado demasiado pequeño para el pie derecho para no rellenar tanto el zapato del pie izquierdo. Eso no quedó sin consecuencias para el pie derecho.

Es importante que el zapato agarre el empeine completamente para que el pie (muchas veces debilitado) no juegue dentro del zapato. Las partes anteriores de los zapatos son del mismo tamaño. La diferencia entre las partes posteriores de los zapatos es inevitable por falta de desarrollo del pie izquierdo y la atrofia de la pierna.