Espasticidad

En caso de espasticidad nuestra principal preocupación es posicionar los pies de tal manera que el espasmo estará controlada con óptima funcionalidad.

Por medio de calzado tratamos de prevenir que, como consecuencia de la espasticidad, se desarrollara alguna deformidad grave en los pies o tobillos. Por eso es importante que encontremos esa posición óptima y funcional.

Generalmente queremos posicionar los tobillos tan cerca a 90% como posible, la mejor posición para controlar el espasmo. Sin embargo a veces es preferible aceptar cierto grado de equino para tener una mejor alineación de los pies con las piernas.

Para asegurar que los pies se mantengan en esta posición elaboramos una especie de férula que integramos en el calzado. Dependiendo de la intensidad de la espasticidad escogimos el grado de rígidez de los materiales.

Aqui explicamos el producto férula integrada en el calzado