Hallux rigidus

El pie es un conjunto de muchas estructuras, huesos, músculos, vasos sanguíneos nervios, ligamentos. Es un instrumento formidable que es flexible en muchas zonas. Se adapta a cualquier tipo de terreno y nos da estabilidad y movilidad a la vez.

Caminar va según cierto patrón, y en ese patrón la manera normal de finalizar el paso es sobre el dedo gordo: ese se dobla y nos impulsa hacia el siguiente paso. Si por defectos de la articulación del primer metatarsiano con el dedo gordo se ha perdido movilidad nos adaptamos a esa situación ya que seguimos caminando, de un modo o de otro. Esta adaptación, o compensación, puede producir dolor o desgaste a nivel del pie o de la rodilla.

La rígidez del dedo gordo puede ser compensada con plantillas y/o modificaciones de la suela del zapato con un movimiento artificial. Con eso buscamos que tenga nuevamente un modo de caminar natural, terminando el paso sobre el dedo gordo.

Unas palabras en particular hacia las personas con diabetes: si usted tiene mucha callosidad en el lado plantar del dedo gordo, le rogamos que deje checar la movilidad del mismo. Usted bien sabe que la diabetes tiende a afectar la sensibilidad y puede que no le molesta esa callosidad. Sin embargo la callosidad puede llevar a una úlcera, poniéndole en riesgo de perder su dedo gordo.