Nuestros productos:

Básicamente ofrecemos:

  • Plantillas
  • Calzado ortopédico a la medida
  • Férulas integradas en el calzado
  • Calzado semi-ortopédico
  • Modificaciones de zapatos
  • Consulta sobre calzado adecuado

Plantillas se usan cuando los pies requieren correcciones en su modo de pisar. Puede ser porque el pie ya no tiene los arcos intactos, puede ser para aliviar zonas dolorosas con callosidad por ejemplo. Importante es que el paciente que necesita plantillas sí puede usar calzado normal. Preferiblemente calzado casual y cómodo con un estilo que permite amarrarlo sobre el empeine con trabas o agujetas. Plantillas le pueden brindar mucho alivio cuando existe cansancio o dolor en los pies, las rodillas, la columna baja. Ayudan a corregir la postura, sobre todo en niños.

Sobre todo el calzado ortopédico como lo hace Ortopedia Europea es totalmente distinto a lo que generalmente se conoce en México. Es un producto altamente especializado. Lo elaboramos sobre hormas ortopédicas enteramente individuales. Sobre las hormas hacemos las plantillas con sus soportes, virones y aumentos, dependiendo del caso. Sobre el conjunto de hormas con plantillas elaboramos el calzado. En la sección Trastornos de los pies podrá ver cuáles son las condiciones más comunes que tratamos.

Cuando la funcionalidad del pie está fallando hay varias cosas que se puede hacer. Lo primero es ver si se puede mejorar la función comprometida por medio de ejercicios. Todo lo que se recupere es ganancia. Lamentablemente a veces el daño es permanente y tenemos que ayudar el pie para que funcione mejor. Eso se realiza por media de férulas, también nombradas ortesis. Férulas pueden ser aplicadas a calzado de serie siempre y cuando las proporciones del pie nos lo permiten. En otras situaciones, cuando las proporciones del pie impiden usar calzado de serie, las integramos al calzado ortopédico a la medida.

Para dama tenemos una línea especial llamada semi-ortopédico. Calzado semi-ortopédico se elabora para pies relativamente normales aunque tiene algunas características que impiden el uso de calzado de serie. Puede ser que los pies difieren de lo regular en cuanto a su ancho. O quizás se requiere alguna modificación que no se deja aplicar a calzado normal. También el uso de cierto tipo de plantilla puede llevar a la necesidad de calzado semi-ortopédico. Lo típico de calzado semi-ortopédico es que lo elaboramos en hormas existentes. Las tenemos desde muy chico hasta muy grande, en diferentes anchos. En este calzado ya es "innato" espacio extra para el uso de plantillas individuales. Si tiene una diferencia en el tamaño de sus pies (anho y/o largo) le podemos hacerle los zapatos en el tamaño de cada pie.

Modificaciones de zapatos de serie son hechos para aquellas personas quienes no batallan con el calzado regular. Sin embargo tienen un problema en la funcionalidad del pie (rígidez en ciertas articulaciones por ejemplo), o tienen una pequeña discrepancia en el largo de las piernas para mencionar algunos motivos para aplicar esta solución.

Y por fin, aunque no es producto, a veces simplemente basta guiarle al paciente cuál sería el tipo de calzado más adecuado en su caso en particular. Hablando de estilos, modelo de la horma, altura del tacón para nombrar algunos aspectos. Hemos visto que la gente suele comprarse el mismo tipo de calzado. Si no están a gusto van a la tienda y buscan otros zapatos, inconscientemente del mismo tipo, y siguen no estando a gusto probablemente.